Miguel Sánchez de la Matas, galardonado, en el mes de abril de 2016, con el PREMIO AL MÉRITO AL MEJOR ABOGADO EN EL XXII CONCURSO SECTORIAL DE DETECCIÓN DE FRAUDES EN SEGUROS ORGANIZADO POR  ICEA


SEGUNDA SENTENCIA ESTIMATORIA DEL TRIBUNAL SUPREMO EN UN ASUNTO DEFENDIDO POR MIGUEL SANCHEZ DE LAS MATAS, POR LA QUE SE DENIEGA LA INDEMNIZACIÓN CORRESPONDIENTE A UN SEGURO DE VIDA A UN ASEGURADO QUE FALTÓ A LA VERDAD SOBRE SU ESTADO DE SALUD EN EL CUESTIONARIO DE SALUD PREVIO A LA CONTRATACIÓN DEL SEGURO.

 Con fecha 8 de enero de 2020, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha dictado su Sentencia nº 7/2020 confirmando la desestimación por parte de la Audiencia Provincial de Asturias de una demanda interpuesta  frente a la aseguradora defendida por Miguel Sánchez de las Matas, por la que se ratifica la validez de dos cuestionarios de salud diferentes, negando la indemnización a los herederos de un asegurado que había ocultado la existencia de VIH y enfermedades infecciosas por las que fue preguntado en dichos cuestionarios.

Es la segunda Sentencia dictada por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo en un asunto defendido por Miguel Sánchez de las Matas, tras la Sentencia nº 726/2016, de fecha 12 de diciembre de 2016, en la que se confirmaba la desestimación por parte de la Audiencia Provincial de Sevilla de la demanda interpuesta frente a una aseguradora del ramo de vida defendida por Miguel Sánchez de las Matas, otorgando validez al cuestionario de salud que dicha aseguradora sometió a su asegurado, y por la que se denegaba la indemnización a un asegurado que había negado padecer enfermedades respiratorias y cardíacas.

Estas Sentencias del Tribunal Supremo corroboran las decenas de Sentencias favorables obtenidas por Miguel Sánchez de las Matas en Audiencias Provinciales de todo el territorio nacional (Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Granada, Guipúzcoa, Asturias, Zamora, Las Palmas, Ciudad Real, Segovia, entre otras), corroborando que la actividad aseguradora necesita de la colaboración leal de todos los que deseen la cobertura de los aseguradores, y que la aseguradora queda liberada del pago de la prestación en el caso de que el asegurado incurra en reticencias e inexactitudes sobre su estado de salud en el cuestionario de salud al que es sometido con carácter previo a la contratación del seguro.